Entradas

Mostrando entradas de 2017

Etapa 8. Ausserd.

Imagen
Etapa 8. Ausserd.
La ruta de hoy es algo más corta. Nos entretenemos más en el desayuno y en recoger, y salimos más tarde. Continuamos por hamada, pero, poco a poco, el paisaje va cambiando. Hay alguna montañita.






Vemos el primer cartel de aviso de zona minada. Poca broma con ésto.


Seguimos por la pista y llegamos a un espectacular lago seco de cristales. Pensamos que es sal, pero cuando lo miramos bien, no lo es. Parece mica. El sol se refleja en los millones de cristales que llenan el suelo. Es un espectáculo natural inigualable. La foto no le hace justicia.


Seguimos un rato, y llegamos al Trópico de Cáncer, 23º27’. Tan al Sur estamos yendo.


A partir de aquí, las pistas se borran por falta de uso. Afortunadamente, tenemos los tracks de alguien que ya ha pasado, los waypoints de las pistas de Gandini y los que marcó Gus. Aún así, tenemos que enlazar los puntos de la ruta mediante la sofisticadísima técnica de navegación del “tótieso”, que consiste en enfilar el rumbo del siguiente waypoint…

Etapa 7. Bir Anzarane.

Imagen
Etapa 7. Bir Anzarane.
Cómo no, nos levantamos al amanecer. Desayunamos y hacemos una rápida revisión a los coches. No han sufrido mucho, pero conviene mirarlos de vez en cuando. Resultado: filtro de aire hecho trizas. Debió de entrarle algo de agua cuando el vadeo. 


Por suerte, Pacoto lleva uno y nos lo presta. Nos quedan muchos kilómetros hasta Bir Anzarane, el siguiente pueblo, unos 250 o así. Seguimos, no os lo vais a creer, por la misma hamada que cojimos hace tres días ya. Yo, personalmente, empiezo a estar un poco cansado de tanta hamada. Levantamos muchísimo polvo. Es imposible pasar desapercibido, pero no hay nadie para vernos. Por suerte, hay un fuerte viento lateral que nos quita el polvo de delante y, manteniendo una distancia prudencial con el de delante, podemos avanzar sin problemas y con visibilidad casi total de la pista, que, por cierto, es una de las antiguas del Dakar, con sus montones de tierra a los lados, algunos coronados por neumáticos. 


Cuando vamos disfrutando …

Etapa 6. Cerca de Esmara-Desierto.

Imagen
Etapa 6. Cerca de Esmara-Desierto
Para variar, a las 8:30 o así estamos metidos en los coches, listos para salir. Seguimos por esa hamada que cogimos ayer. Vamos entre 80-90 km/h.


Llegamos a unas colinas, y como vamos muy separados, hay algo de confusión. 


Hay que girar a la derecha junto a una que tiene una pared de piedra, pero hay varias así. Gus se para cerca de un fuerte antiguo abandonado junto al cual hay una cabaña de pastores. Le pedimos las coordenadas, vamos allí, y nos juntamos todo el grupo.



Continuamos por la hamada a ritmos muy altos. Mi copiloto y yo decidimos que intentaremos no pasar de 80. A esa velocidad, cualquier bache imprevisto puede hacer mucho daño, y así nos contenemos un poco.


Paramos a comer. No hay nada alrededor. Llevamos unos 300 kilómetros de hamada desde Esmara, y todavía no hemos visto a nadie, tan solo alguna haima a lo lejos.



Encontramos un pozo, y paramos a hacer unas fotos y descansar un poco. 



Está empezando a atardecer. Nos encontramos una bomba de ag…

Etapa 5. Tan Tan-Cerca de Esmara.

Imagen
Etapa 5. Tan Tan-Cerca de Esmara
Nos levantamos al amanecer, ducha rápida (ya se agradece ducharse de verdad) y desayunamos en condiciones, aprovechando que el camping tiene cafetería.


En la mesa de al lado tenemos al motorista belga que se perdió en el río hace dos noches. Le encontraron sano y salvo, pero con la moto embarrada hasta el manillar. Tuvo que pasar la noche allí, sin poder salir. Tanto los empleados del camping, como los belgas nos comentan que es imposible cruzar el Draa si no es por carretera, que no nos lo pensemos y vayamos a Tan Tan. Además, nos comentan que las carreteras entre Tan Tan y El Aaiún están cortadas porque las riadas se han llevado los puentes. Y es que aquí, cuando llueve, lo hace torrencialmente, y los ríos, normalmente secos, se convierten en monstruos de agua que se llevan lo que pillen por delante. Las autoridades están desviando a todo el mundo hacia Esmara, para que desde allí vayan a El Aaiún. Además, nos dicen que no intentemos ir por ninguna pis…